El Sodio (Na) es uno de los componen­tes principales del agua potable, y su canti­dad variará dependiendo de las condiciones del suelo en cada lugar. La alta concentra­ción de Sodio aumenta la corrosión, dando al agua un sabor desagradable, y altera el buen funcionamiento de los intercambiadores de Iones contra la dureza. Cuanto más conte­nido de Sodio tenga el agua, más corrosiva será.

Tratamiento convencional: Se puede eliminar con un intercambiador de Cationes en forma de Hidrógeno en un desionizador. La R/O lo reducirá en un 94 - 98%, como la desti­lación.

Tratamiento FF: Protección de la maqui­naria hidráulica correctora.

Dirección

C/ Maestro Solano, local 9
29620 Torremolinos
Málaga España

E-mail: info@fluidforce.com
Teléfono: (+34) 952 56 43 65
Móvil: (+34) 615 45 28 02